top of page

Amicus curiae presentado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, relacionada con el "contenido y alcance del cuidado como derecho humano".

En el mes de noviembre, vía correo electrónico, los integrantes del equipo Digna Natalia Ramírez Bustamante, Ana María Tribín, Paola Camelo, Diana Estefania Pinilla Alarcón y Juan Felipe Parra Rosas, presentaron un amicus curiae ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos con el fin de respaldar la solicitud de Opinión Consultiva del gobierno argentino relacionada con la conceptualización y alcance del cuidado como derecho humano.

Amicus curiae presentado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, relacionada con el "contenido y alcance del cuidado como derecho humano".

Dentro de los argumentos presentados por las integrantes de Digna sobresale como tanto desde un nivel de análisis dogmático y empírico es claro que las mujeres han sido penalizadas por roles culturales y han subsidiado a la sociedad en general a través de su trabajo de cuidado. Así, para Digna la consideración del cuidado como un derecho humano implica una serie de obligaciones para los Estados. En ese sentido, al momento de realizar la conceptualización del derecho humano al cuidado, se le señaló a la Corte Interamericana de Derechos Humanos que era necesario que se concentrara en las obligaciones que tiene el Estado con las cuidadoras, reconociendo las brechas de género que son fruto del trabajo de cuidado y tomando las medidas necesarias para eliminarlas.

En el texto ofrecemos algunas ideas para disminuir las brechas que genera el cuidado entre hombres y mujeres en Colombia y la región. Solo para nombrar algunas mencionamos que los Estados deberían estar comprometidos con el acceso igualitario al empleo, promoviendo la regulación del período precontractual laboral para garantizar iguales oportunidades a los y las trabajadoras y disminuir la discriminación en el acceso al empleo que afecta particularmente a las mujeres con hijos y/o responsabilidades de cuidado. También, como una obligación positiva, es necesario que el Estado tenga una red pública que garantice el cuidado y se dispense a las mujeres del rol cultural que les ha sido asignado. Si quiere saber más consulte la Opinión Consultiva.

bottom of page